Diseño + decoración
Miércoles, 21 de marzo de 2018

TIPOS DE SUELOS - SUELOS CERÁMICOS Val.: 5

Los suelos cerámicos son los más elegidos para cocinas, gracias a su dureza, resistencia al agua y facilidad para limpiar. Comúnmente solemos escuchar a los profesionales referirse a los suelos cerámicos como “gres”. ¿Y qué significa esta palabra? El gres es el término genérico que hace referencia a los suelos cerámicos.

 

Los suelos cerámicos se engloban en dos grandes grupos: el gres porcelánico y el gres esmaltado. El gres porcelánico hace referencia a los suelos porcelánicos, que no necesitan capa de esmalte gracias a sus propiedades impermeables, y el gres esmaltado hace referencia a los demás suelos cerámicos, los cuales sí necesitan capa de esmalte para evitar el agua.

 

https://www.youtube.com/watch?v=YWL-VtqUYpU

 

No obstante, no solo hay que fijarse en las características físicas de cada material (resistencia al agua, al frío, a golpes, etc.), sino que hay que tener en cuenta otra serie de factores como la escala antideslizante. Los suelos cerámicos siguen una escala que va desde el nivel C1, el más suave, hasta el nivel C3, el más adherente. El nivel C3 sería el utilizado en las baldosas que rodean una piscina, porque evitaría resbalones al tener una superficie muy rugosa. Sin embargo, para interiores el nivel ideal sería el C1, ya que su superficie lisa facilitaría, en gran medida, la limpieza.

 

Dentro de la categoría de gres esmaltado nos encontramos con la pasta roja, la pasta blanca y los suelos hidráulicos. La pasta roja es la opción más económica. Está compuesto de arcillas comunes y recoge el nombre de su color. A pesar de ser resistente a golpes y al agua, son los más vulnerables al deterioro al paso de los años. Su nivel antideslizante ideal es el C1, al ser suelos recomendados para interiores.

 

La pasta blanca y la pasta roja son prácticamente idénticos en cuanto a propiedades y características. ¿Cuál es, entonces, la diferencia? La pasta blanca está formada por caolín, una arcilla blanca que permite crear impresiones y dibujos más coloridos en las baldosas. Sin duda, un triunfo estético. Al igual que la pasta roja, son suelos recomendados para interiores con un nivel antideslizante C1.

 

Los suelos hidráulicos ya eran usados en el Siglo XIX en Francia y se puede ver en el suelo del Paseo de Gracia, en Barcelona, ideado por Gaudí. Como todo lo retro, es tendencia actualmente en el interiorismo. Sus coloridos dibujos permiten crear innumerables mosaicos en el suelo. Sin embargo, presenta una serie de desventajas: son delicados y su precio es bastante elevado. Una solución efectiva sería usar pasta roja o pasta blanca imitando al suelo hidráulico.

 

Por último, dentro de la categoría de gres porcelánico, nos encontramos con los suelos porcelánicos. No necesitan capa de esmalte porque están hechos de una arcilla más refinada y purificada y pasan por un proceso de atomización, por el cual alcanzan un tamaño homogéneo de partículas de polvo y conseguimos un material compactado e impermeable. Son resistentes a heladas, a golpes y a peso elevado. Por tanto, son recomendables tanto para interiores como para exteriores, en garajes o zonas de mucho tránsito.

 

En definitiva, cada tipo de suelo requiere una serie de condiciones y solo tú podrás decidir qué clase de suelo se adapta más a esas condiciones. Esperamos que os haya gustado el vídeo, ¡gracias por vernos!

Valoración

10 Puntos - 2 Opiniones
Leído por 347 personas
TOP
® línea 3 cocinas • Todos los derechos Reservados • Política de cambio y/o devoluciones

Añadir imagen a mi libro de ideas

Para poder añadir una imagen al libro de ideas es necesario identificarse.

Haga click aqui para logarse en ZONA 3